sábado, 20 de agosto de 2016

Ruiz de la Peña

Es un apellido compuesto que nos da a conocer  algo de la historia de los primeros portadores  de este apellido.
Consta de una parte patronímica: Ruíz que indica que el primer poseedor del apellido fue hijo de un tal Ruy, Roi o Roy ,diminutivo de Rodrigo. También puede ser que fuera pariente del tal Ruy y tomaron ese apellido por ser el pariente más poderoso de la familia.

Luego consta de la parte toponímica: de la Peña, que indica la procedencia de la familia, solían conocerse por un apellido toponímico aquellos que emigraban a otro pueblo y era la forma de distinguirlos del resto de Ruíz del lugar al que llegaban.
Esta parte del apellido nos indica que provenían de un pueblo llamado Peña , o de una zona donde había una Peña (colina rocosa).

Es de suponer que los que se apellidan de la Peña pueden haber tenido diferentes orígenes, hay varios pueblos en España que se llaman Peña, y ¡también hay muchas peñas!.

Mis antepasados con este apellido son de Arredondo (Cantabria), el origen pudo haber sido cualquier colina cántabra.


Hay fuentes que indican, sin datos que lo corroboren, que el origen del apellido comienza con un tal Oto de la Peña, uno de los caballeros que auxiliaron a García Ximénez, primer Rey de Navarra, en sus empresas contra los moros por los años 750.

Personajes antiguos que llevaron el apellido Peña

- García de la Peña fue uno de los quince Ricohombres de Aragón que mandó degollar al Rey Ramiro II el Monje, en el año 1136.
- Jordán de la Peña fue un Ricohombre de Navarra que figuró entre los que juraron al Infante don Pedro en 1254.
- Gelacián de la Peña pasó desde Toulouse a servir al Rey don Jaime I de Aragón para la conquista de Valencia. Mosén Jaime Febrer dice de él lo siguiente: "Estando puesto el sitio a Burriana, no tuvo lugar para descansar, pues un escuadrón de moros, aunque de gente rústica y villana, pretendió con su vocería intimidar a los nuestros para que alzasen el sitio; pero saliendo Gelacián con los suyos los hizo retirar".
- Juan de la Peña, el Bravo, desempeñó la alcaldía de la fortaleza de Buitrago (Madrid), y a su lealtad fue confiada la tutela de una noble doncella que se decía era natural de la Reina doña Blanca, mujer del Rey don Enrique IV.
- Andrés de la Peña se destacó por sus virtudes y fundó el monasterio de San Juan de la Peña.
- Sancho de la Peña tuvo a su cargo la Alcaldía de la fortaleza del puente de Alcántara , en Toledo, y más tarde la de los Alcázares de Jaén. Sirvió con gran lealtad a los Reyes Católicos en la conquista de Granada.
- Fray Pedro de la Peña, dominico, fue Colegial del de San Gregorio de Valladolid, fue el primer catedrático de Teología en la Universidad de México, Obispo de Veracruz y de Quito, Visitador de la provincia de Nueva Galicia y presidió el concilio de lima, donde murió en 1583. Vivió en las Indias desde 1550.
- Fray Anselmo de la Peña, General de la Congregación española de la Orden de San Benito, vivió desde 1644 a 1729, fue Abad de San Julián de Santos.
- José de la Peña y Toro, notable arquitecto, levantó la Puerta de la Quintana o Pórtico Real de la Catedral de Santiago de Compostela.
- Alonso de la Peña, nacido en Padrón (Coruña), fue Rector de la Universidad de Santiago de Galicia en 1652, Obispo de Quito y Presidente de la Real Audiencia de Nueva Granada. Falleció en Quito en 1687.

Ha habido casas solares del apellido de la Peña en muchas provincias españolas que de ahí pasaron también a América.
Las casas solares más conocidas estuvieron erradicadas en Zaragoza, Burgos, Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa, Soria, Palencia, Zamora, Salamanca, Ávila, Toledo, Guadalajara, Madrid, Cádiz, Valencia, Mallorca, Pontevedra, Oviedo y Canarias.

Los hermanos García Carraffa en el tomo 70 de su Diccionario heráldico y genealógico de apellidos españoles y americanos presentan unas cuantas genealogías de estas casas solares del apellido de la Peña.


ARMAS

El apellido de la Peña tiene muchos escudos, pues en cada casa solariega tienen el suyo propio:


- Los del solar aragonés de la villa de Uncastillo y de las ramas que dimanaron de él y fundaron nuevos casales en las villas de Sádaba y Castiliscar, y en las ciudades de Zaragoza, Borja y Tarazona, son estas: En campo de azur, cinco peñas de oro puestas en sotuer, y en el jefe una corona real de oro.


- Los Peñas de la casa de la villa de Oña, en la provincia de Burgos, trajeron: En campo de gules, una peña de plata puesta en abismo; en el jefe tres estrellas de oro puestas en situación de faja, y en la punta un trozo de muro de plata almenado. Estas armas solo varían de las de las casas de los lugares de Cacicedo y de Muriedas, de la Montaña de Cantabria, en la colocación de las piezas, como se verá más adelante.


- Los Peña de la ciudad de Burgos usaron: De azur, con una estrella de oro de ocho puntas. Armas que algunos tratadistas acrecientan, sustituyendo la estrella con otras tres puestas en triángulo, cuidándose de advertir, que éstas son las más antiguas del apellido.


- Los del Valle de Mena (Burgos): Escudo tronchado: 1.º, de plata, con una peña de sinople, y 2.º, de azur, con una estrella de oro.

Varios heraldistas invierten el orden de los cuarteles y ponen en el 1.º la estrella de oro en campo de gules, y en el 2.º una peña de su color natural en campo de plata. Otros organizan el mismo blasón en escudo cortado en vez de tronchado.


- Otros Peña del Valle de Mena y de las Encartaciones: Escudo tronchado: 1.º, de plata, con una torre de piedra puesta sobre una peña de siete puntas, y 2.º, de azur, sembrado de estrellas de oro. Algunos ponían sobre la torre una estrella de gules.


- Los también burgaleses del lugar de Ornillalatorre y de la villa de Espinosa de los Monteros: De gules, con un castillo de oro (o de piedra) asentado sobre una peña de su color natural enmedio del mar. Bordura de oro con tres flores de lis de azur.


- Las casas de los lugares de Cacicedo y de Muriedas, en la Montaña de Cantabria, ostentaban, por el apellido Peña, este blasón: En campo de gules, una peña de plata, surmontada de un trozo de muro almenado del mismo metal, surmontado, a su vez, de tres estrellas de oro puestas en situarón de fala.
Así se lee en el expediente de pruebas de nobleza del Caballero de Alcántara don Andrés de la Peña y Rueda, hijo de los primeros Marqueses de Villapuente de la Peña. Sor armas que solo varían de las de la casa de la villa de Oña, de la provincia de Burgos, en la colocación de las piezas.


- Los Peñas, también montañeses, del lugar de Ontoria traían el siguiente escudo que figura en la ejecutoria de hidalguía que ganaron en Valladolid el 8 de Diciembre de 1520: Partido: 1.º, de azur, con un castillo de plata, cuya torre de homenaje está surmontada de una estrella del mismo metal puesta en el centro del jefe; debajo del castillo, en el centro del campo del escudo, tres estrellas, también de plata, puestas en situación de faja, y saliendo del cantón diestro de la punta, una peña de su color natural, y 2.º, de oro, con tres fajas de gules. En este blasón son propias del apellido Peña las armas contenidas en el primer cuartel. Las del segundo, es probable que sean de alianzas.


- Otros Peñas, en la provincia de Cantabria, trajeron: En campo de gules, un castillo de oro, puesto sobre unas peñas de su color y con la torre del homenaje sumada de medio cuerpo de guerrero, de plata, armado con espada y rodela.


- En Vizcaya usaron los de este apellido: De plata, con un peñasco de sinople de cinco puntas, surmontada cada una de ellas de una estrella de oro.


- En la ejecutoria de hidalguía dada en Valladolid el 28 de Agosto de 1529 a favor de Alonso de la Peña López, perteneciente a la familia Peña radicada en la villa de San Esteban de Gormaz, de la provincia de Soria, figuran los dos siguientes escudos:


Primero, partido: la primera partición de azur con un castillo de plata surmontado de tres estrellas de oro, puestas en situación de faja; medio cortada, de sable, con cinco fajas de oro, y la segunda partición cuartelada en cruz: 1.º y 4.º, de plata, con un lobo de sable andante, y 2.º y 3.º, de azur, con una caldera de sable. Bordura general de gules con ocho sotueres de oro.


Segundo, cuartelado: 1.º, de oro, con seis fajas de sable, y bordura componada de oro y sable; 2.º, de gules, con un castillo de plata, y un ave de :sable, volante, sobre su homenaje; 3.º, de plata, con una banda de sable engolada en cabezas de serpiente (o dragones) del mismo color, y bordura de gules con ocho taos azur, y 4.º, ajedrezado de treinta piezas de oro y gules, quince de cada esmalte. Brochante sobre el todo, una pierna humana de carnación. Bordura de gules con el cordón de San Francisco, de oro.


- Los Piñas de las casas de Peñaranda de Bracamonte y de la ciudad de Avila usaron las armas de los de Vizcaya, como descendientes de la casa del barrio de Peña, del Valle de Carranza.


- Los también salmantinos de la villa de Ledesma tenían: De gules, con el trozo de muro de plata y almenado, surmontado, en el jefe de tres estrellas de oro puestas en situación de faja.


Igual blasón usaron otras familias de este apellido en ambas Castillas, Galicia y Asturias, algunas, como la que radicó en la villa de Hita (Guadalajara) y la que tuvo casas en las villas de Marín y de Bouzas (Pontevedra), sin suprimir la peña.


- Los de la villa de Marín, y otros en Castilla, también usaron: De gules, con un castillo de oro asentado sobre una peña de su color natural y surmontado de tres estrellas de oro, puestas en el jefe en situación de faja.


- Los de Valencia y los de la villa de Sóller, en Mallorca: En campo de oro, una peña con matas y flores nacidas en ella. Que son las que traía, según Mosén Jaime Febrer, el caballero Gelacián de la Peña, que sirvió al Rey don Jaime I de Aragón en la conquista de Valencia.


- Baños de Velasco asigna a una familia Peña, de Navarra, este escudo: De azur, con un castillo (no indica su esmalte) asentado en una peña, y tres estrellas de oro encima de sus tres torres. Bordura de plata con cinco rosas de gules.


- Los apellidados Peña Aguilera: Partido: 1.º, de plata, con una peña de azur sumada de un águila de sable, y 2.º, de gules, con un castillo de oro.


- Los Peña de Munizábal: Partido: 1.°, de azur, con, cinco veneras de plata puestas en sotuer, y 2.º, de oro, con dos cuervos de sable, uno sobre otro; medio cortado también de oro, con dos lobos pasantes de sable, uno sobre otro.


-Finalmente encontramos descrito, como propio del apellido Peña, este escudo: De plata, con cuatro fajas ondeadas de azur.


- Y este otro, que Hita sintetiza así: “Una peña roja, ocho aspas de oro, un roble verde y un oso abrazado a él”. No indica el esmalte del campo ni la situación de las piezas.

Mis antepasados llevan el Ruíz por delante, y estos también tuvieron algún escudo, estos son los que define Vicente Cadenas:


Ruiz de la Peña.- En oro, una banda, componada, de gules y plata acompañada de dos calderas, de sable.


Ruiz de la Peña.- Radicado en Castro Urdiales (Cantabria) y extendido a Ecuador y Perú. En oro, tres palos, de plata, perfilados de gules, y brochante sobre el todo, una torre, de oro, aclarada de azur y mazonada de sable.












Fuentes:
- Hermanos García Carraffa y Mogrobejo en el Tomo 70 del Diccionario heráldico y genealógico de apellidos españoles y americanos

-'Repertorio de blasones de la comunidad hispánica' Vicente Cadenas ,pg 69 y 193




martes, 14 de julio de 2015

Escudo Llorente

Hay unos cuantos escudos para el apellido Llorente, aquí os dejo el que llevaron los de Rincón de Soto (La Rioja)


De oro, con un castillo de sinople, terrasado de lo mismo, en cuyas almenas ondea una bandera de gules y azur. Atados a la puerta, dos lebreles de su color natural, dirigiéndose a la derecha y a la izquierda. A cada lado del castillo, dos árboles de sinople, copudos.




Escudo Apellido Llorente



domingo, 23 de marzo de 2014

Cordero

Procede de aquellos caballeros infanzones que aclamaron en la montaña de Covadonga por su rey y señor al infante Don Pelayo, hijo de Don Favila, duque de Cantabria, y nieto del rey godo Chindasvinto, que le sirvieron y acompañaron en la primitiva restauración de estos reinos. 
El primero de este ilustre apellido de quien se halla noticia en las memorias genealógicas, es un caballero principal de la casa de Nevares, una de las mas calificadas del principado de Asturias, quien tuvo en guarda y custodia una inexpugnable fortaleza ó castillo que causaba gran destrozo y estrago entre los moros vecinos, por lo cual le pusieron sitio, que duró mucho tiempo; y después de repetidos asaltos y combates que les dieron, viendo que no podían tomarle de otro modo, discurrieron rendirle por hambre; lo cual entendido por el castellano Nevares, pensó en darles a entender que iban equivocados si le creían falto de víveres, a cuyo fin dispuso que se cebaran abundantemente los dos únicos corderos que tenia dentro del castillo; y tan luego como estuvieron bien gordos, los regaló á los sitiadores, que no estaban tampoco muy sobrados de víveres. Viendo los moros tanta generosidad, creyeron que estaba el castillo muy provisto; y como por otra parte se acercaba el invierno levantaron el cerco, quedando por esta acción muy nombrados y aplaudidos los corderos de Nevares, tomando el alcaide del castillo desde entonces el apellido de Cordero, que conservaron sus distinguidos descendientes.

Aunque esta narración tiene caracteres de leyenda, sí puede afirmarse que los descendientes del Alcaide del castillo de Nevares fundaron una casa solar en el término de la villa de Arriondas, del partido judicial de Cangas de Onís. Poseyeron gran número de heredades y de beneficios eclesiásticos y magnífico enterramiento en el convento de Villamayor, del cual fue fundador el Señor de la casa de Nevares, dotándolo con los lugares de Tarín, Parquerín, Melardo y Villamayor.

Otra casa muy principal del mismo linaje radicó en el Concejo de Cangas de Tineo, y otra en el Concejo de Parres, del partido de Cangas de Onís.

Juan de Mendoza afirma que de éstas casas de Asturias salieron ramas que moraron en Galicia, Madrid, Santander, Extremadura, Andalucía y Aragón.
 

Linajes importantes

 
Alonso Cordero de Nevares, caballero infanzón, tuvo voz y voto en las juntas de Asturias.

Sucedióle Juan Cordero, que pasó a la villa de Santoyo, del partido judicial de Astudillo (Palencia), donde fundó nueva casa y solar y dejó dilatada sucesión.

Sebastián Cordero fue Secretario del despacho del Rey don Felipe II. Casó con doña María Ramírez, Señora de la Casa Real de Navarra, y procrearon, entre otros hijos, a Sebastián Cordero, Caballero de Calatrava, y a Antonio Cordero, que lo fue de la Orden de Santiago.
 
De la rama de Santander fué Juan Cordero y Sánchez Bustamante, natural de San Vicente de la Barquera, Almirante honorario de la Armada del mar Océano, Gobernador de Mar y Guerra y Caballero de la Orden de Santiago, en la que ingresó el 11 de Marzo de 1675.

En las villas de San Martín de Trevejo y Cilleros (Cáceres) tuvo asiento otra rama, a fa que perteneció Juan Francisco Cordero Gómez de Obregón, Maestre de Campo y Caballero de Santiago en 1639.

En Huelva y en Cádiz radicó una misma familia del apellido Cordero, de la que procedió Antonio Cordero y Bustamante, Caballero de Santiago en 1793. 



ARMAS

Este apellido ha llevado varios diseños de armas, he aquí algunas:
 
1.    En Asturias usaron: De gules, con un castillo de oro aclarado de azur; cortado de sinople, con dos corderos de plata andantes puestos en palo.

Estas armas recuerdan la hazaña que la leyenda atribuye al progenitor del apellido.

2.    Los del Concejo de Parres ostentaron: Jaquelado de seis piezas de gules y seis de oro (armas que también traen los Nevares y los Arnero), y bordura de sinople, con cuatro corderos de plata.

3.    Otros, en Asturias y en diversas regiones de España, tienen De sinople, con cinco corderos de plata puestos en sotuer.

4.    En Portugal y en Galicia usan: De sinople, con cuatro corderos de plata, uno en cada cantón.

5.     Otros, de sinople, con una banda de plata cargada de tres luneles de gules y acompañada de seis corderos de plata puestos en situación de orla.
 

 6.     Los de Castroponte (Zamora) ,que se extendieron a Salamanca y Lisboa. Portaban como armas:  En sinople, un cordero, de oro, pastando, sobre terrasa de sinople.
 
      7.     Otros usaban las armas: En gules, dos corderos blancos terrasados de sinople, uno paciendo y otro con la cabeza alta.
    

      8.     En sinople, cinco corderos, de plata, puestos en aspa.
    

      9.     En gules, dos bezantes, de oro.

      10.    Los de Sopeña usaban el escudo:  En sinople, dos barras, de oro.

 
 
 
 
Información adaptada y extraída de la base de datos de la Biblioteca Nacional de España de los libros:
- Francisco Piferrer en el 'Nobiliario de los reinos y señoríos de España'  en su descripción del apellido Cordero. pg 123 a 125.
- Hermanos García Carraffa y Mogrobejo en el Tomo 27 del Diccionario heráldico y geneaológico de apellidos españoles y americanos
- 'Repertorio de blasones de la comunidad hispánica'  Vicente Cadenas ,pg 62 y 145

domingo, 23 de febrero de 2014

Escudo Urrecha

Las Armas de Urrecha se describen en los libros de la siguiente forma:

En oro, un avellano de sinople sobre una terrasa de gules, y dos cabras de azur, armadas de gules, empinadas al tronco; al pie, ondas de agua de azur y plata. Bordura de plata, con diez armiños de sable.



Escudo Urrecha
URRECHA

jueves, 23 de enero de 2014

Apellido Llorente



Es un linaje español muy antiguo de nobleza notoria y tradicional , los investigadores y genealogistas no han llegado a descubrir cuál fue el tronco progenitor de este apellido. En lo que sí están de acuerdo es en que fue un apellido conocido por los romanos, derivándose del nombre latino Laurentius que significa triunfante, victorioso.
De Laurentius se han formado según los pueblos y sus dialectos los apellidos Llorens, Llorente, Lorente y Lorenzo. Y partiendo de este principio, aseguran que desde muy antiguos tiempos hubo Llorentes y Lorenzos con solar noble y conocido en la provincia de Álava, donde floreció con tan conocido lustre y esplendor el linaje del apellido Llorente, que celebró casamientos con sus primeras casas y otras de mucha grandeza en tanto grado, que por haberse estrechado en vínculos de parentesco y unión con la de Haro, que la casa de Llorente de la provincia de Álava procedía de la grande y esclarecida de Haro, señores de Vizcaya, y tan grandes príncipes en España como todos saben, siendo esto claro indicio del gran concepto y estimación de que gozaba la casa de Llorente en la provincia de Álava, de la cual se difundió en otras diversas partes de estos reinos, y con mas próxima ocasión en la Rioja.

Linajes de este apellido que Francisco Piferrer ,en el 'Nobiliario de los reinos y señoríos de España' ,  nombra:

Hubo casa solar en Rincón de Soto,Pedro Llorente, hijo-dalgo de sangre gozó de los honores, exenciones e inmunidades de todos los hidalgos, por lo que se le permitió asistir a juntas del ayuntamiento y se le admitió a las elecciones de los oficios del gobierno del municipio.  


1) Pedro LLorente se casó con María Martínez de Azagra, hija de Pedro Martínez de Azagra, y María Solano, su mujer, María pertenecía a una rama floreciente en la misma villa de Rincón de Soto, de la gran casa y palacio de Azagra, situado en la villa de su propio nombre Azagra, y de gran esplendor en la corona de Navarra,
El progenitor de la casa de Azagra fue Don Rodrigo de Azagra, que tuvo en feudo la ciudad de Estella, una de las principales plazas del reino; y teniendo por hijo y sucesor a Don Pedro Fernández de Azagra, quien ganó y mereció de un príncipe moro el castillo y villa de Albarracín; el tal Pedro de Azagra no reconoció vasallaje ni a los reyes de Castilla ni a los de Aragón , él mismo se instituyó vasallo de Santa María y señor de Albarracín.

2) hijo de los referidos Pedro Llorente y María Martínez de Azagra, en la misma villa de Rincón de Soto, fue Antonio Llorente, llamado el Viejo, quien se casó con María López, que pertenecía a una familia de muy asegurada calidad en la dicha villa de Rincón de Soto, procedía de la casa solariega de López, situada en el lugar de Santa Cruz de Moche, reino de Galicia, siendo esta familia López tan importante, que muchos genealogistas creen que descendían de la de los Lupos romanos, (familia de patricios y consulares del imperio romano a la que pertenecía Lupa, gran señora en Galicia, llamada también reina Loba que entregó el cuerpo de Santiago a Galicia, dando su palacio para depositar dicho cuerpo).

3) Tuvieron entre otros por hijos los referidos Antonio Llorente, el Viejo, y María López, en la misma villa de Rincón de Soto, a Antonio Llorente.

4) Antonio Llorente se casó con María Merino, apellido de calidad conocida; y tuvieron entre otros por su hijo a Juan Llorente, quien fue electo y nombrado en la villa de Rincón de Soto por el estado de hijo-dalgo en diferentes oficios, y en los cabildos de 23 de marzo de 1629, y en 7 de abril de 1633, fue elector de oficios del dicho estado de hijosdalgo.

5) Juan Llorente se casó con Catalina Martínez de Azagra, descendientes del referido palacio de este apellido del reino de Navarra. Tuvieron por hijos a Juan Llorente, Matías Llorente, el licenciado Francisco Llorente, presbítero, notario del Santo Oficio de la Inquisición y cura de la parroquia de San Miguel de la dicha villa de Rincón de Soto, y a Mateo Llorente.

Juan Llorente fue electo y nombrado por la justicia y regimiento de la ciudad de Calahorra, siendo cabeza de jurisdicción de Rincón de Soto. En el año de 1652 fue elegido alcalde de la Santa Hermandad y en 1663 fue elegido alcalde de Rincón de Soto, y en su ausencia obtuvo y ejerció estos cargos Matías Llorente, su hermano, quien en otras diversas ocasiones ocupó en Rincón de Soto los oficios de diputado, regidor, alcalde y prior.
Juan LLorente, en las elecciones que se hicieron en 1.° de enero del año de 1664, fue elegido prior. El 10 de julio de 1664 fue nombrado regidor de Rincón de Soto; Consta todo lo referido en los padrones de la villa de Rincón de Soto, con la filiación, calidad, limpieza y nobleza del dicho Juan Llorente y sus hermanos.

 6) Don Matías Llorente, descendiente de esta rama de la ilustre familia de Llorente, siguió juicio de hidalguía por todos los trámites legales, y logró ejecutoria de nobleza en propiedad en la real cancillería de Valladolid, por sentencias pronunciadas en grado de vista y revista, en 4 de setiembre de 1677 y 22 de abril de 1678.


Las armas de esta ilustre casa de Llorente son: Escudo de oro y un castillo terrazado y almenado con su homenaje también con almenas, en las cuales ondea una bandera de gules y azur, con dos lebreles atados á la puerta que se dirigen uno á la diestra y otro á la siniestra, acompañado de dos árboles copados.

Ostentaron estas armas y gozaron de todas las distinciones, preeminencias y consideraciones peculiares á la nobleza, Don Antonio Llorente y de las Casas, Don Luis Gonzaga y Don Miguel Llorente y de las Casas, hermanos, como ilustres y legítimos descendientes de Don Martin, arriba expresado, según lo han probado y demostrado con documentos auténticos y legales ante el ilustre ayuntamiento y nobleza de Elche, donde han sido reconocidos y admitidos y unánimemente aclamados como nobles de sangre é hijos-dalgo notorios por actas capitulares celebradas en 19 de agosto, 27 de setiembre y 4 de octubre de 1852.

En nuestro Libro-Becerro, uno de los libros mas antiguos que tratan de la Nobleza de España, se hace mención de una línea de este antiguo é ilustre linaje, que desde Francia pasó á España (Valencia, Cataluña  y Aragón), de la cual fue Pedro de Groyen Llorente, animoso capitán y gran privado del glorioso rey de Francia San Luis .
Llevan también este apellido, los marqueses Astariz y los condes de Casa-Canterac.
 
 Los Hermanos García Carraffa y Mogrobejo describen el apellido de la siguiente forma:

Uno de los solares más antiguos de este apellido, muy extendido por España, radicó en la villa de Rincón de Soto, del partido judicial de Alfaro (Logroño). También hubo familias Llorente en la Montaña de Santander y en Aragón.

De la casa de Rincón de Soto fue
I. Francisco Llorente, natural de Rincón de Soto, esposo de doña María González Gómez, y ambos padres de
II. José Llorente y González, natural de Rincón de Soto, que casó con doña María de Alcaraz y Zapata, de la misma naturaleza (hija de Juan Alcaraz y de doña María Zapata, ambos de Rincón de Soto), naciendo de esa unión
III. Juan Francisco Llorente y Alcaraz, natural de Rincón de Soto, que celebró su enlace con doña María Manuela González de Mendizábal; de igual naturaleza (hija de Diego González y de doña Isabel de Mendizábal, ambos de Rincón de Soto). Procrearon a
IV. Juan Antonio Llorente y González, natural de Rincón de Soto y Caballero de la Orden de Carlos III, en la que ingresó el 15 de Septiembre de 1807.


ARMAS

Los de Rincón de Soto: De oro, con un castillo de sinople, terrasado de lo mismo, en cuyas almenas ondea una bandera de gules y azur. Atados a la puerta, dos lebreles de su color natural, dirigiéndose a la derecha y a la izquierda. A cada lado del castillo, dos árboles de sinople, copudos.

Los Llorente de la Montaña de Santander: Escudo partido: 1.º, de oro, con dos flores de lis de azur, y 2.º, de plata, con una banda de sinople. Bordura general, de plata, con ocho armiños de sable.

Los de Aragón: Escudo jaquelado de quince piezas; ocho de gules, cargadas de una estrella de oro, y siete de azur.


Vicente Cadenas describe los siguientes escudos del apellido Llorente:

Llorente.- Radicado en Navarra. En oro, cuatro tornados, de azur.

Llorente.- Partido. 1.º: En oro, dos lises, de azur, y 2.º: En plata, una banda, de sinople. Bordura, de plata, con ocho armiños, de sable.

Partido. 1.º: En azur, un árbol, de oro, frutado, de gules, y 2.º: En plata dos hachas, en faja, una alterada.






Información adaptada y extraída de la base de datos de la Biblioteca Nacional de España de los libros:
- Francisco Piferrer en el 'Nobiliario de los reinos y señoríos de España'  en su descripción del apellido Llorente. Tomo 3 pg 118 a 120.
- Hermanos García Carraffa y Mogrobejo en el Tomo 52 del Diccionario heráldico y geneaológico de apellidos españoles y americanos
- 'Repertorio de blasones de la comunidad hispánica'  Vicente Cadenas ,pg 128 y 109

sábado, 21 de diciembre de 2013

Colores en Heráldica

De vez en cuando iré sacando entradas donde explicaré palabras del vocabulario que se usa al describir un escudo de armas.

En este caso vamos a hablar de cómo se denominan los colores y cuál es su significado.

Aunque el color sea una característica muy importante, no es aparente cuando las armerías figuran sobre sellos, monedas, incluidas esculturas en edificios en los muebles. Estas armerías no están pintadas o la pintura ya se ha borrado.
Las diferentes tonalidades cromáticas representables en un escudo de armas reciben el nombre de esmaltes. Para la representación monocromática de las armerías (grabados, escultura, etcétera) los colores son representados por rayados convencionales.

Los esmaltes pueden ser Metales, Colores y Forros.

Metales son:
  • Oro o Amarillo: Se representa con puntitos en los grabados o edificios donde no aparecen colores. Significa abundancia y generosidad, la riqueza puede referirse a algo material o intelectual. La constancia, la nobleza, la riqueza, la solidez, la pureza, la gravedad, el amor, el poder, la alegría, la larga vida y la eternidad, la santidad, la paciencia, la sabiduría, la gloria divina, el esplendor, la benignidad, la fuerza, la perfección, la fidelidad,la caballería, la generosidad, la soberanía, la salud, la prosperidad, la clemencia. Los portadores de este color en su escudo de armas se comprometían a hacer bien a los pobres y defender a su patria.

  • Plateado o Blanco: Se representa sin ningún relieve en los grabados o edificios donde no aparecen colores. Significa la inocencia, la pureza, la belleza, la humildad, la felicidad, la blancura, la victoria, la castidad, la limpieza, la franqueza, la integridad, la elocuencia, la verdad, el vencimiento sin sangre de los enemigos .Los portadores de este color en su escudo de armas se comprometían a defender a las doncellas y amparar a los huérfanos.
Colores son:

  • Gules: Rojo encendido, se representa con líneas verticales en los grabados o edificios donde no aparecen colores. Significa sangre, batalla, guerrero , fortaleza , puede hablar de una victoria o un mártir. La nobleza, la magnanimidad, la audacia, la valentía, el amor, la alegría, la victoria, el ardid, el honor, el furor, el vencimiento con sangre. Los portadores de este color en su escudo de armas se comprometían a defender a los agraviados por falta de justicia.

  • Azur: Azul, se representa con rayas horizontales en los grabados o edificios donde no aparecen los colores. Significa la lealtad, la ciencia, la hermosura, la alabanza, la dulzura, la claridad, la pureza, el renombre, la nobleza, la perseverancia, la vigilancia, la recreación, el celo. Los portadores de este color en su escudo de armas se comprometían a defender a los servidores de los príncipes que se han quedado sin remuneración de sus servicios.

  • Sable: Negro, se representa con un entramado de rayas horizontales y verticales (formando cuadraditos) en los grabados o edificios donde no aparecen los colores. Significa la tristeza, la simplicidad, la constancia, la paciencia, el dolor, la reserva, la honestidad, el duelo, la sabiduría, la ciencia, la gravedad, la firmeza, la obediencia, la mesura, la ventaja, la muerte, el silencio, el secreto. Los portadores de este color en su escudo de armas se comprometían a defender a las viudas, a los huérfanos, a los literatos y a los eclesiásticos.

  • Sinople: Verde, se representa con rayas oblicuas hacia abajo en los grabados o edificios donde no aparecen los colores. Significa la cortesía, el regocijo, la juventud, la bondad, la belleza, la honra, el amor, la lealtad en el amor, la afabilidad, la abundancia, la amistad, el campo y la posesión, el servicio y el respeto. Los portadores de este color en su escudo de armas se comprometían a defender a los huérfanos y socorrer a los pobres, a los paisanos y a los labradores que estén oprimidos.

  • Púrpura: Morado o Violeta, se representa con rayas oblicuas hacia arriba en los grabados o edificios donde no aparecen los colores. Significa la abundancia de bienes, la gracia de Dios y del mundo, la generosidad, la dignidad, la devoción, la grandeza, la nobleza, la soberanía, la gravedad, la recompensa de honor, la tranquilidad, la autoridad. Sólo las personas de cierto rango pueden usar este color. Los portadores de este color en su escudo de armas se comprometían a defender a las órdenes eclesiásticas y a los religiosos.
Otros colores secundarios son:
          

  • Sanguíneo: Rojo oscuro, se representa con un entramado de rayas horizontales y oblicuas hacia abajo en los grabados o edificios donde no aparecen los colores.
  • Leonado: Pardo o anaranjado, se representa con un entramado de rayas verticales y oblicuas hacia abajo en los grabados o edificios donde no aparecen los colores.
  • Aurora: Anaranjado, se representa con rayas verticales (formadas por sucesión de puntos y rayitas) en los grabados o edificios donde no aparecen los colores.
  • Cenizo: Gris, se representa con rayas verticales (formadas por sucesión de rayitas horizontales y verticales) en los grabados o edificios donde no aparecen los colores.
  • Morado: Se representa por un entramado de rayas oblicuas hacia abajo y hacia arriba en los grabados o edificios donde no aparecen los colores.

Forros son:
 
  • Armiño: El armiño se representa como un fondo blanco, con "colitas" o "colillas" negras, mientras que el contraarmiño es su negativo; un fondo negro con colitas blancas. Los armiños son unos animalitos de la magnitud de una comadreja o rata con el pelo blanco y muy suave la piel, que tiene la extremidad de la cola negra con la que se hace un forro de mucha estimación.

  • Vero: Se cree inspirado en la piel de una marta cebellina o una ardilla rusa de pelaje gris argento. El vero se compone de campanas pequeñas, colocados en faja y opuestos unos a otros, de modo que la base de cada uno de metal esté siempre junto a la base de uno de color.
Información obtenida de  Wikipedia , enlace que podéis consultar para profundizar en el tema.

Este artículo se ha obtenido de Wikipedia bajo licencia de documentación libre de GNU

sábado, 15 de junio de 2013

Frías


Los Hermanos García Carraffa y Mogrobejo dicen así del apellido:
 
 

Frías
 
Este antiguo y noble linaje procede de la ciudad de Frías (cuyo nombre tomó), del partido judicial de Briviesca y provincia de Burgos.
Del primitivo solar de la ciudad de Frías salieron muy importantes ramas.
Una de ellas aparece establecida, a principio del siglo XVI, en la ciudad de Briviesca, y se apellidó Frías Salazar. Tuvo línea en Burgos y en la ciudad de Alfaro (Rioja), y pasó a Portugal.
Otra, creó nueva casa en el lugar de Villanueva de los Montes, del concejo de Partido de Sierra, Valle de Tobalina y partido judicial de Villarcayo, en la misma provincia. También tuvo línea en la ciudad de Burgos y en Madrid.
Otra rama muy principal estaba ya establecida en los comienzos del siglo xvi, en el concejo de San Pedro de Abanto, del partido judicial de Valmaseda (Vizcaya), y desde dicho, concejo se trasladó a la ciudad de Haro, en la Rioja, como veremos después, creando allí nueva casa, de la que salieron líneas que moraron en otros puntos de la Rioja y que pasaron a América. También dimanaron de los Frías de Haro los que tuvieron asiento en la villa de Ocaña (Toledo).
Otra pasó a la villa de Arenas de San Pedro, en la provincia de Avila.
Y otra se estableció en la ciudad de Baena (Córdoba).
De todas esas casas y ramas originarias del primitivo solar de la ciudad de Frías, consignamos a continuación las noticias genealógicas que hemos encontrado.
 
 RAMA DE LA CIUDAD DE BRIVIESCA 
                  Los Frías Salazar
 
Esta rama de Briviesca se apellidó, como dejamos dicho, Frías Salazar y a ella perteneció
I. Gómez de Frías Salazar, natural de Briviesca, que vivió en el siglo XVI. Casó con doña Ildefonsa Gamboa, de la misma naturaleza, y fueron padres de
II. Francisco de Frías Salazar y Gamboa, natural de Briviesca, que en su esposa doña María Iñiguez, de igual naturaleza, tuvo a
III. Francisco de Frías Salazar e Iñiguez, natural de Briviesca, que falleció en 1651, antes de ser aprobadas las pruebas de nobleza que presentó para su ingreso en la Orden de Santiago. Había casado con doña Marina de Sotelo Cisneros, natural de San Miguel de la Rivera (Zamora), y de esa unión nació:
IV. Joaquín Frías Salazar y Sotelo, natural de Valencia y Caballero de la Orden de Calatrava, con fecha 18 de Abril de 1668.
 
Línea de la ciudad de Burgos
 
De otra línea de los Frías Salazar establecida en Burgos, fué
I. Ventura de Frías Salazar, natural de Burgos, marido de doña María de Miranda, de la misma naturaleza, y ambos padres de
II. El Maestre de Campo Cristóbal de Frías Salazar y Miranda, natural de Burgos y del hábito de Calatrava, que casó con doña María de Vergara Alzola, natural de Tenerife, y tuvieron por hijo a
III. El Capitán Ventura de Frías Salazar y Vergara, natural de la Laguna (Tenerife), y Caballero de Calatrava, ingresado en 22 de Noviembre de 1627.
 
Línea de la ciudad de Alfaro
 
Otra línea de la misma familia Frías Salazar, se estableció en la ciudad de Alfaro, en la Rioja, y de ella descendió:
I. Juan de Frías Salazar, natural de Alfaro, que en su mujer doña Jeróníma Bonifaz, de la misma naturaleza, tuvo a
II. Melchor de Frías Salazar y Bonifaz, natural de Alfaro, casado con doña Isabel Alberite, natural de Borja, a la que hizo madre de
III. Pedro de Frías Salazar y Bonifaz, natural de Alfaro, y Caballero de Santiago, con fecha 13 de Febrero de 1644.
 
Otro dato
 
Por Real despacho de 7 de Junio de 1875, se concedió el título de Marqués de Agoncillo, a don Enrique Frías Salazar y Torres Vildósola.
 
RAMA DEL LUGAR DE VILLANUEVA DE LOS MONTES                                     Línea de la ciudad de Burgos
 
Originario de la rama y casa de Frías del lugar de Villanueva de los Montes, del Concejo de Partido de Sierra, Valle de Tobalina y partido judicial de Villarcayo (Burgos), fué
I. Antonio de Frías, natural de Burgos y Contador General de la Artillería de España, que se unió en matrimonio con doña María de la Torre, de la misma naturaleza, y fueron padres de
II. Ventura Frías y de la Torre, natural de Burgos, Secretario de S. M. y Contador General de la Artillería de España, que casó con doña Isabel de Estrada, natural de Madrid,, naciendo de este enlace:
1.° Antonio de Frías y de Estrada, que sigue.
2.° Francisco de Frías y de Estrada, natural de Burgos, Paje del Infante Cardenal y del hábito de Santiago, que vistió el 13 de Septiembre de 1635, y
3.º Andrés de Frías y, de Estrada, natural de Madrid, Canónigo de la Metropolitana de Sevilla, y de la misma Orden de Santiago, desde el 19 de Agosto de 1670.
III. Antonio de Frías y de Estrada, fué natural de Madrid y Regidor de Burgos, Contador general de la Artillería de España, Caballero Santiaguista con fecha 22 de Diciembre de 1644, y Mayordomo del Infante don Juan. Contrajo matrimonio con doña Juana de Fuensalida, y en dicha señora procreó a
IV. Lorenzo de Frías y Fuensalida, natural de Madrid y de la citada Orden de Santiago, ingresado en 19 de Agosto de 1670.
 
RAMA DEL CONCEJO DE SAN PEDRO DE ABANTO                                            Línea y casa de la ciudad de Haro
 
A la rama de Frías, que en los comienzos del siglo XVI ya radicaba en el concejo de San Pedro de Abanto, del partido judicial de Valmaseda (Vizcaya) y que después se trasladó a la ciudad de Haro, en la Rioja, perteneció
I. Juan de Frías Otañes, natural del citado concejo, en el que estaba avecindado a principios del siglo XVI. Contrajo matrimonio con doña Dorotea Velasco, y tuvieron por hijo a
II. Pedro de Frías Otañes y Velasco, natural de San Pedro de Abanto, marido de doña Juana de Salcedo, y ambos padres de
III. Julián de Frías Otañes de Salcedo, natural de San Pedro de Abanto, que casó dos veces: la primera, con doña Francisca de Aguillo, y la segunda, con doña Catalina de Vitoriano.
En esta época, los Frías de San Pedro de Abanto trasladaron su residencia a la ciudad de Haro, en la Rioja, como se comprueba por la escritura matrimonial del citado Julián de Frías con su segunda mujer, doña Catalina de Vitoriano, fechada en 27 de Diciembre de 1581, y por su testamento de 20 de Octubre de 1629.
Del segundo de los citados enlaces fué hijo
IV. Diego de Frías Otañes y Vitoriano, natural de Haro, bautizado el 15 de Enero de 1589 y casado con doña María Iñigo, de quien tuvo a
V. Bartolomé de Frías Otañes e Iñigo, bautizado en Haro el 11 de Octubre de 1620, que casó con doña María de Mena, a la que hizo madre de
VI. Diego de Frías Otañes y Mena, que fué bautizado en Haro el 22 de Julio de 1668 y se unió en matrimonio con doña Ana de Zarra, naciendo de ese enlace
VII. José Gregorio de Frías Otañes y Zarra, bautizado en Haro el 23 de Abril de 1703 y casado con doña María Francisca de Arrieta, en la que procreó a
VIII. Pedro de Frías Otañes y Arrieta, bautizado en Haro el 20 de Enero de 1740, que quiso justificar su origen vizcaíno por el apellido Otañes y ser descendiente de la Torre antigua solariega e infanzona del linaje Otañes, que radicó en el Valle de este nombre. Por el Juez Mayor de Vizcaya se dió auto el 7 de Marzo de 1772, declarando al citado caballero descendiente del Concejo de San Pedro de Abanto, noble e hijodalgo y mandando se le guardasen todas las prerrogativas propias de su estado. Más tarde, en 1773, se libró un despacho de esta vizcaína. Ignoramos con quién casó Pedro de Frías Otañes y Arrieta, ni sí tuvo sucesión.
Estos Frías Otañes produjeron en Haro otras líneas del apellido Frías. Algunas continuaron en dicha ciudad de Haro; otra pasó a la ciudad riojana de Nájera, en la que fundó nueva casa, que existió hasta hace unos cincuenta años: otras se establecieron en la villa de Ocaña, de la provincia de Toledo, y otras pasaron a América, radicando en la Argentina, Chile, Bolivia y México (1).
 
Líneas de la villa de Ocaña
 
Las líneas radicadas en Ocaña (Toledo), fueron fundadas por cuatro hermanos descendientes de la casa de Frías, de la ciudad de Haro, que se establecieron en la  citada villa. De una de esas líneas fué
I. Antonio Frías de Lara, natural de Ocaña y marido de doña María Marroquín de Montehermoso, natural de Briviesca, en la que procreó a
II. Fernando Frías de Lara, natural de Ocaña, que casó con doña Francisca Mesía de Figueroa, de la misma naturaleza, y fueron padres de
III. Gabriel Frías de Lara y Mesía, natural de Ocaña y Caballero de la Orden de Santiago, desde el 27 de Septiembre de 1627. En su mujer, doña Catalina de la Torre, natural de Toledo, tuvo a
IV. Joaquín Frías de Lara y de la Torre, natural de. Toledo y de la misma Orden, con fecha 27 de Julio de 1670.
_______________
 
A otra línea de Ocaña perteneció
I. Francisco de Frías, natural de Ocaña, esposo de doña Francisca de Haro, de igual naturaleza, y ambos padres de
II. Juan de Frías y Haro, natural de Ocaña, que contrajo, matrimonio con doña Inés Frías, su deuda, y procrearon a
III. Francisco de Frías y Haro, natural de Ocaña, que ingresó en la Orden de Santiago el 24 de Marzo de 1653. Tuvo por esposa a doña Isabel de Saavedra, natural de Oropesa (Toledo), y de esa unión nació
IV. Baltasar de Frías y Saavedra, natural de Ocaña, que perteneció a la Orden de Calatrava desde el 14 de Junio de 1681.
_______________
 
De otra línea de la misma villa fué
I. Alonso de Frías y Zúñiga, natural de Ocaña, que se unió en matrimonio con su deuda doña Beatriz de Frías y .Mena, de igual naturaleza, y fueron padres de
II. Gonzalo de Frías Zúñiga y Frías, natural de Ocaña, casado con doña Juana de Frías y Mena, de la misma naturaleza, a la que hizo madre de
III. Alonso de Frías Zúñiga y Frías, natural de Ocaña y Caballero de Santiago, en cuya Orden ingresó el 24 de Enero de 1635.
_______________
 
También descendió de la misma familia Frías, de Ocaña
I. El Licenciado Andrés pie Frías, natural de Ocaña, marido de doña Isabel Sedeño y Frías, de la misma naturaleza, y ambos padres de
II. García de Frías Sedeño, natural de Ocaña, que caso con doña Ana de Pernia, natural de Canalejas (Cuenca), y procrearon a
III. Andrés de Frías y Pernia, natural de Ocaña y del hábito de Santiago desde el 1.º de Diciembre de 1643.
 
RAMA DE ARENAS DE SAN PEDRO
 
De la rama de Frías, que pasó a establecerse en la villa de Arenas de San Pedro (Avila), procedió
I. Francisco Frías de Lira, natural de Arenas de San Pedro, que casó con doña María de Ribera, natural de Candeleda, en la misma provincia, y fueron padres de
II. Pedro Frías de Lira y Ribera, natural de Arenas de San Pedro, esposo de doña Isabel de Guevara, natural de Oropesa, y ambos padres de
III. Manuel Frías de Lira y Guevara, natural de Oropesa y Caballero de Santiago, que ingresó en 20 de Julio de 1683.
_______________
 
También perteneció a la misma rama
I. Juan Frías de Mendoza, natural de Arenas de San Pedro, que en su mujer, doña Catalina Bravo, de la misma naturaleza, tuvo a
II. Juan Frías de Mendoza y Bravo, natural de Arenas de San Pedro, que hizo su esposa a doña Luisa Ochoa de Salazar, de igual naturaleza, y de ese enlace nació
III. Antonio Frías y Ochoa de Salazar, natural de Arenas de San Pedro y del hábito de Santiago, que vistió el 5 de Octubre de 1690.
 
RAMA DE BAENA
 
De la rama andaluza de Baena fué
I. Constanza de Frías, esposa de Juan Termiñón Valenzuela, ambos naturales de Baena y padres de
II. Pedro Termiñón y Frías, natural de Baena, casado con doña María Páez de Castillejo y ambos padres de
III. Juan Frías Termiñón, natural de Córdoba, que ingresó en la Orden de Santiago el 6 de Abril de 1645.
 
EN MADRID
 
A otra familia del apellido Frías, que tuvo su asiento en Madrid, perteneció
I. Alonso de Frías, natural de Madrid, que contrajo matrimonio con doña Isabel Huidobro, de la misma naturaleza, naciendo de esta unión
II. Juan de Frías y Huidobro, natural de Madrid, que casó con doña Juana de la Vega, de igual naturaleza, y procrearon a
III. Pedro Juan de Frías y de la Vega, natural de Madrid y Caballero Santiaguista con fecha 5 de Septiembre de 1673.
 
MÁS DATOS
 
En la Real Chancillería de Valladolid se conserva una ejecutoria de nobleza de otra antigua familia del linaje Frías, que contiene la siguiente filiación:
I. Gómez Fernández de Frías, vecino de la villa de Cellorigo, del partido judicial de Haro, fué padre de
II. Sancho de Frías o Sancho García de Frías, vecino de Miranda de Ebro (Burgos), que casó con doña Elvira Tamayo y fueron padres de
III. Diego de Frías Tamayo, que contrajo matrimonio con doña Catalina Soler, naciendo de esta unión
IV. Diego de Frías Soler, vecino de la villa de Yeles, del partido judicial de Illescas (Toledo), que ganó la citada ejecutoria de nobleza dada en Valladolid el 27 de Agosto de 1544.
Anteriormente había obtenido también carta ejecutoria un primo carnal suyo, llamado Francisco Frías de Miranda.
_______________
 
Por Real carta de 13 de Mayo de 1861, sucedió en el título de Marqués de Huarte don José Frías y Loygorri.
 
ARMAS
 
Las primitivas del solar de la ciudad de Frías, en la provincia de Burgos: Escudo partido; 1.°, de oro, con un madroño de sinople, frutado de gules y un perro de su color atado al tronco, y brochante sobre el todo una banda de gules, y 2.°, de azur, con una torre de plata. Bordura general de plata con ocho sotueres de gules. (Escudo 528.)


 
Estas mismas tienen los Frías de Ocaña, en la provincia de Toledo.
Algunas ramas de Frías sintetizaron en un solo cuartel esas armas, organizándolas así: De plata, con una banda de gules, y brochante sobre la banda una torre de azur, delante de cuya puerta hay un madroño de sinople y un lebrel blanco, con manchas de sable, atado a su tronco. Bordura general de plata con ocho sotueres de gules. (Escudo 529.)
Baños de Velasco, al describir este último escudo, dice que la banda está brochante sobre la torre.
Jorge de Montemayor recoge el escudo antiguo que primeramente hemos descrito, señalándolo como propio del solar de la ciudad de Frías y de las líneas de la villa de Ocaña; pero en otra página de su Nobiliario consigna, también como usado por los Frías de la ciudad de este nombre y de Ocaña, el siguiente: De plata, con una torre de azur puesta sobre ondas de agua de azur y plata, y dos leones de oro (que mejor será de su color natural), empinados a los muros de la torre. Bordura general de gules con ocho sotueres de oro. (Escudo 530.)
Estas armas las usaron también los Frías Salazar, en España y en Portugal.
Otra rama de esos mismos Frías modificó ese escudo así: De azur, con la torre de plata, cubierta de gules, puesta sobre aguas de azur y plata y acostada de dos leones de oro, nacientes de las aguas. Bordura general de gules con ocho sotueres de oro. (Escudo 531.)
Otros Frías, según Miguel de Salazar, trajeron las siguientes armas, que el citado tratadista describe en esta forma: «Un río y en él una puente de tres arcos y sobre ella una torre y a cada lado un león rampante de oro. Bordura de oro con ocho sotueres de gules». Omite los esmaltes del campo, del puente y de la torre.
Luego añade: «Otros traen la puente y la torre sin leones, y orla de oro, con ocho árboles de sinople, y al pie de cada uno de ellos un lobo de sable pasante». También omite aquí los esmaltes del campo, del puente y de la torre.
Las líneas de América, originarias de la rama de San Pedro de Abanto y de Haro, tienen: De plata, con tres fajas de sable. (Escudo 532.)
Otras en España, según el nobiliario «Armería de España», usaron: De plata, con tres fajas ondeadas de azur.
(Escudo 533.)
La ejecutoria de nobleza dada por la Real Chancillería de Valladolid en 1544 a favor de Diego de Frías Soler, citado anteriormente, contiene el siguiente escudo cuartelado: 1.º, de gules, con trece estrellas de oro puestas en tres palos, en la forma que se dibuja; 2.°, de oro, con un árbol de sinople y un águila de sable posándose en su copa con una presa en las garras; 3.º, de azur, con un árbol de su color frutado de oro y acompañado de cinco estrellas de este metal, tres en el flanco diestro y dos en el siniestro, y 4.º, de plata, con un castillo de su color. (Escudo 534.)
 
Bibliografía.-La ejecutoria mencionada.-«Nobiliario», de Jorge de Montemayor, M., folios 29 vuelto y 170.-«Armería de España», M. y anónimo, folio 51 vuelto.- «Nobiliario General», de Juan Baños de Velasco, M., folio 292 vuelto y 357 vuelto.-Obras de Miguel de Salazar, M., tomo V, folia 269.-«Nobiliario de los Reinos y Señoríos de España», de Francisco Piferrer, impreso, tomo II, página 275.-«Nobleza vizcaína», de Alfredo Basanta, impreso, página 156.-«Nobibiliario de la Antigua Capitanía general de Chile», de Juan Luis Espejo, tercer tomo, en preparación.-«Casa de Ruiz de Vergara», de Vergara y Alava, impreso, capítulo XII, página 61.-«Nobiliario del Antiguo Virreinato del Río de la Plata», de Carlos Calvo, impreso, página 149.-Expedientes de pruebas de nobleza de todos los Caballeros de las Ordenes Militares que figuran en el curso de esta información en el Archivo Histórico Nacional.-«Armorial Portugués», de Santos Ferreira, impreso, tomo I, página 143, y tomo II, escudos números 651 y 652.
_______________
 
(1)
LINEAS DE AMERICA
En la República Argentina, con ramificaciones en Bolivia, Brasil y Uruguay
 
Fundador de una línea de Frías, dimanada de la casa de Haro y establecida en la República Argentina, fué
I. Domingo de Frías, natural de Haro, que contrajo matrimonio con doña Rosa de Robles, de la misma naturaleza, y fueron padres de
II. Alonso de Frías y Robles, natural de Haro, desde donde pasó al Río de la Plata, estableciéndose en Santiago del Estero. Fué Capitán y Regidor del Cabildo; casó allí el 29 de Agosto de 1679, con doña Josefa de Paz Figueroa y Figueroa, y tuvieron los siguientes hijos:
1.º Domingo de Frías y Paz, que sigue, y
2.° Josefa de Frías y Paz, bautizada en Santiago del Estero y casada allí con Felipe Martínez de Iriarte, Gobernador de Tucumán. Con sucesión.
III. Domingo de Frías y Paz, bautizado en Santiago del Estero, fué Regidor, Alcalde y Alférez Real y contrajo matrimonio con doña Josefa de Alfaro y Bravo de Rueda (hija de Alfonso de Alfaro y Alba y de doña María Bravo de Rueda), naciendo de esa unión:
1.º Pedro de Frías Alfaro, bautizado en Santiago del Estero, que fué Doctor en ambos Derechos y Párroco de Santiago.
2.° José de Frías Alfaro, que sigue.
3.º Jacinto de Frías Alfaro, bautizado en Santiago del Estero y Capitán, que falleció soltero, y
4.° Rosa de Frías Alfaro, casada en Santiago del Estero en primeras nupcias, con Francisco de Luna y Cárdenas, Maestre de Campo y Teniente de Gobernador de la Rioja, y en segundas, con Francisco Fernández de Lara, también Maestre de Campo.
IV. José de Frías Alfaro, bautizado en Santiago del Estero, fué Maestre de Campo y Regidor. Tuvo en su mujer, doña Josefa Suárez de Cantillana, a
V. José de Frías y Suárez de Cantillana, bautizado en Santiago del Estero el 19 de Octubre de 1737. Fué Maestre de Campo y contrajo matrimonio el 20 de Abril de 1774, con doña Casilda de Araújo Ibáñez, de la misma naturaleza (hija de Domingo de Araújo y Pérez, Abogado, y de doña Francisca de Borja Ibáñez del Castillo). Falleció el 13 de Agosto de 1817, dejando los siguientes hijos
1.º Felipe de Frías y Araújo, presbítero, Doctor en Teología, que fué fusilado por orden del General Rozas, en 1839.
2.° Pedro José Amador de Frías y Araújo, que sigue.
3.º Manuel de Frías y Araújo, bautizado en Santiago del Estero el 26 de Mayo de 1779, que fué también Doctor en Teología, y asimismo fusilado por orden del Ceneral Rozas, en 1839.
4.º María Bernarda de Frías y Araújo, bautizada en la misma ciudad el 4 de Febrero de 1782, y casada en 3 de Junio de 1807 con Pedro Pablo de Gorostiaga Urréjola, natural de Santiago del Estero (hijo de José Antonio de Gorostiaga, natural de Guipúzcoa y Maestre de Campo, y de doña María Bernarda de Urréjola y Peñalosa). Con sucesión.
5.° José Benigno de Frías y Araújo, bautizado en Santiago del Estero, el 13 de Febrero de 1784, y casado en Arequipa (Alto Perú), el 19 de Marzo de 1818, con doña Felipa Fernández de Córdova. Fueron padres de
a) José Miguel de Frías y Fernández de Córdova, bautizado en Arequipa el 1° de Diciembre de 1818. Fué tronco de la línea boliviana de esta familia.
6.° Félix Ignacio de Frías y Araújo, bautizado en Santiago del Estero el 21 de Mayo de 1787, y casado en Buenos Aires, el 22 de Mayo de 1814, con doña Luisa Molina y López, fallecida en Buenos Aires él 23 de Abril de 1852 (hija de Manuel Felipe de Molina y Villafañe, Abogado de la Real Audiencia, y de doña María del Tránsito López de Velasco y Celis). Procrearon estos hijos:
a) Luis Francisco de Frías y Molina, bautizado el 14 de Febrero de 1881, en Buenos Aires
b) Félix de Frías y Molina, bautizado el 14 de Marzo de 1816 en la misma capital. Fué notable orador y publicista argentino, Senador Nacional y Leader del Partido Católico. Falleció soltero en París, el 9 de Febrero de 1881. Sin hijos.
c) Juan Nepomuceno de Frías y Molina, bautizado el 16 de Mayo de 1817 en Buenos Aires.
d) Robustiana de Frías y Molina, bautizada en la repetida capital el 23 de Mayo de 1820. Murió soltera.
e) Indalecia de Frías y Molina, bautizada en Buenos Aires el 21 de Mayo de 1821, y casada en 3 de Octubre de 1849 con Hermenegildo Bonorino Barbachán. Con sucesión.
f) Estanislao de Frías y Molina, bautizado el 1.° de Mayo de 1825, y casado el 26 de Julio de 1856, con doña Eloísa Piñeyro García, bautizada el 19 de Febrero de 1831, y fallecida el 31 de Abril de 1897. Fueron sus hijos:
1.º María Elena de Frías Pineyro, bautizada el 6 de Julio de 1857, y casada el 4 de Agosto de 1878 con Guillermo White Brunevald, Ingeniero, Presidente del Directorio del Ferrocarril del Sur. Con hijos.
2.° Francisco José de Frías Piñeyro, bautizado el 16 de Diciembre de 1854, que murió soltero.
3.° Eduardo Esteban de Frías Piñeyro, bautizado el 25 de Febrero de 1860, y casada dos veces: la primera, el 22 de Diciembre de 1882, con doña Celina Sánchez Viamonte, y la segunda, el 11 de Septiembre de 1896, con doña Marcelina Arabeheti Garaycoechea.
Del primer matrimonio nació Eduardo de Frías Sánchez Viamonte, bautizado el 4 de Diciembre de 1883, que casó con doña Dolores Laguna, y procrearon a Julia Celina de Frías y Laguna.
4.° Estanislao de Frías Piñeyro, bautizado el 8 de Mayo de 1862, que casó el 21 de Octubre de 1886 con su prima doña Petra Piñeyro Huidobro. Con hijos.
5.° Catalina de Frías Piñeyro, bautizada el 27 de Diciembre de 1863. Soltera.
6.º María Eloísa de Frías Piñeyro, bautizada el 26 de Mayo de 1865 y casada el 27 de Agosto de 1884, con Emilio Martínez de la Hoz Lavallol.
7.° Leopoldo de Frías Piñeyro, bautizado el 5 de Enero de 1871 y casado el 5 de Octubre de 1896, con doña Celina Quesada Casares. Viudo de esta señora, volvió a casar, en 10 de Noviembre de 1900, con su cuñada doña Susana Quesada Casares. Con sucesión de ambos matrimonios.
8.° Ricardo de Frías Piñeyro, bautizado el 25 de Mayo de 1872 y casado el 21 de Septiembre de 1896, con doña Sara de Frías Cabiráu. Con hijos, y
9.° José María de Frías Piñeyro, bautizado el 28 de Junio de 1873; y
g) José Agustín de Frías y Molina, bautizado el 8 de Agosto de 1827, que radicó en el Brasil, donde casó con doña Rosaura Peña. Con ilustre descendencia en la citada República.
7.º Francisco Javier de Frías y Araújo, bautizado en Santiago del Estero el 21 de Mayo de de 1787 y casado allí el 26 de Noviembre de 1816, con doña Jenuaria de Iramaín, a la que hizo madre de
a) Juan José de Frías Iramaín, bautizado el 25 de Mayo de 1819 en Santiago del Estero Javier Wenceslao Iramaín, bautizado en Tucumán el 22 de Febrero de 1820 y casado allí con doña Mónica Palacios, en la que procreó a
1.º Mónica de Frías y Palacios.
María Antonia de Frías p Palacios, bautízala en Tucumán en 1856 y fallecida en la misma población el 18 de Enero de 1919. Había casado el 3 de Abril de 1880 con el Doctor Agustín de la Vega y Silva. Con sucesión.
c) Emilia de Jesús de Frías Iramaín, bautizada en Tucumán el 5 de Junio de 1825 y mujer del General Javier López, Gobernador de Tucumán. Con hijos, y
d) Facundo Frías Iramaín, bautizado en Tucumán el 12 de Junio de 1827 y casado con doña Carolina Helguera Garmendía. De este enlace nacieron:
1.º Carolina de Frías Helguera, casada en Buenos Aires el 12 de Junio de 1889 con Enrique Rodríguez Larreta.
2.° Carlos Facundo de Frías Helguera, bautizado en Tucumán y casado allí con doña Teófana Padilla Domínguez, de la que tuvo a Facundo Frías Padilla, esposo de doña Elena Cainzo Somelera.
3.º Jorge de Frías Helguera.
4.º Amalia de Frías Helguera, casada en 21 de Noviembre de 1894 con Roberto Urquiza Illa. Con sucesión.
5.º Ricardo de Frías Helguera, bautizado en Tucumán y casado allí el 18 de Julio de 1901, con doña María Helguera Molina.
6.º Rosa de, Frías Helguera, casada el 21 de Mayo de 1907 con justo de Urquiza Illa Con hijos.
7.º Alberto de Frías Helguera, bautizado en Tucumán y casado en Buenos Aires el 28 de Junio de 1911 con doña Emma Rosenthal. Con hijos, y
8.º Juan Ignacio de Frías Helguera. Soltero.
8.º José de Frías y Araújo, bautizado en Santiago del Estero el 19 de Marzo de 1792. Casó en Tucumán el 16 de Octubre de 1818 con doña María Nieves Gramajo Molina (hija de José Gramajo y Argañaras y de doña Mercedes Molina Villafañe). Tuvieron los siguientes hijos:
a) José María de Frías Gramajo, bautizado en Tucumán el 23 de Junio de 1819.
b) Uladislao de Frías Gramajo, bautizado en Tucumán el 13 de Agosto de 1820, que fué Gobernador de Tucumán y Ministro de Estado. Contrajo matrimonio en Tucumán, el 10 de Noviembre de 1855, con doña Brígida Zavalia Iramaín (hija de Salustiano Zavalia y de doña Jenuaria Iramaín), naciendo de ese enlace:
1.º Brígida Nieves de Frías Zavalia, bautizada en Tucumán el 20 de Abril de 1857 y casada allí el 30 de Abril de 1876 con Pacífico Rodríguez.
2.º Uladislao Salustiano de Frías Zavalia, bautizado el 25 de Julio de 1858, que falleció soltero.
3.º María Nieves de Frías Zavalia, bautizada en Tucumán el 5 de Agosto de 1863 y casada allí el 10 de Noviembre de 1880, con Vicente Padilla Domínguez. Con sucesión.
4.º Elvira Aurelia de Frías Zavalia, bautizada en Tucumán el 8 de Mayo de 1864, que contrajo matrimonio en Buenos Aíres, el 28 de Abril de 1883, con su primo hermano Juan de Ovando y Frías.
5.º María Aurora de Frías Zavalia, bautizada en Tucumán el 24 de Julio de 1865, que casó el 22 de Junio de 1885 con José Nicolás Matienzo Alurralde, Abogado, Catedrático de Derecho Constitucional, Procurador General de la Nación y Ministro del Interior.
6.º José María Arsenio de Frías Zavalia, bautizado en Tucumán el 14 de Diciembre de 1866, que fué Director del Ferrocarril del Pacífico y Abogado. Contrajo matrimonio con doña Lastemia Padilla Frías (hija de Eduardo Padilla Paz y de doña Liboria Frías Gramajo), y tuvieron por hijos a Uladislao Miguel, Leonor, casada con su primo José Miguel Padilla Frías, Magistrado; Hortensia Carmen, José Alberto y Sara de Frías Padilla.
7.º Lorenza María de Frías Zavalia, bautizada en Tucumán el 10 de Agosto de 1868, y casada en Buenos Aires el 15 de Mayo de 1899 con Augusto Sarmiento-Iribarne, y
8.º Félix Salustiano de Frías Zavalia, bautizado en Tucumán el 4 de Febrero de 1873, que casó en Buenos Aíres el 27 de Octubre de 1894 con doña Enriqueta Dupuis y procrearon a Brígida Enriqueta, mujer de Carlos Fitte, y Blanca Nieves, esposa de Julio Panelo Ruiz.
c) Justiniano de Frías Gramajo, bautizado en Tucumán y casado allí con doña Clemencia Silva Zabaleta, a la que hizo madre de
1.º Clemencia de Frías Silva, bautizada en Tucumán y allí casada con Tiburcio Padilla Paz. Con sucesión.
2.º José Justiniano de Frías Silva, y
3.º Benjamín de Frías Silva; y
d) Liboria de Frías Gramajo, casada con Eduardo Padilla Paz Con sucesión.
9.º María Apolinaria de Frías y Araújo, bautizada en Santiago del Estero, el 28 de Julio de 1795, y casada allí el 29 de Diciembre de 1816 con Pedro de Rueda, y
10.° Petrona Ignacia de Frías y Araújo, bautizada en Santiago del Estero el 7 de Junio de 1797, que falleció soltera.
VI. El segundogénito de esos diez hermanos, Pedro José Amador de Frías y Araújo, fué bautizado en Santiago del Estero, el 29 de Octubre de 1777, y contrajo matrimonio en Tucumán, el 13 de Enero de 1806, con doña Justa Avila y Paz (hija de Pedro Juan de Avila, y de doña Isabel de Paz Sosa), naciendo de esa unión
1.º José Aparicio de Frías Avila, que sigue.
2.º Justo Pastor de Frías Avila, bautizado el 8 de Agosto de 1808, y casado el 23 de Abril de 1832, con doña Manuela García y Rodríguez, a la que hizo madre de
a) Pedro Antonio de Frías García, bautizado el 20 de Agosto de 1833, y fallecida niño.
b) Justo Pastor de Frías García, bautizado el 20 de Agosto de 1833, gemelo del anterior y muerto también en la niñez.
c) Pedro Tomás de Frías García, bautizado el 9 de Octubre 1834 y casado el 5 de Abril de 1864, con doña Clemencia Cabiráu González (hija de Francisco Cabiráu y de doña Dolores González). Tuvieron los siguientes hijos
1.º Pastor Jorge de Frías Cabiráu, bautizado el 21 de Mayo de 1865, que casó el 2 de Diciembre de 1896 con doña Estela González Rodríguez (hija de Antonio González Castro y de doña Matutina Rodríguez Anaya.)
2.° Adelfa María de Frías Cabiráu, bautizada el 16 de Agosto de 1866.
3.º Horacio de Frías Cabiráu, bautizado el 5 de Septiembre de 1868.
4.º Dolores de Frías Cabiráu, bautizada el 3 de Septiembre de 1870.
5.º Clemencia Julia de Frías Cabiráu, bautizada el 9 de Julio de 1871, que casó el 12 de Mayo de 1882 con José Pelayo Willians Alcorta.
6.º María Silvia de Frías Cabiráu, bautizada el 3 de Octubre de 1872.
7.º Sara de Frías Cabiráu, bautizada el 23 de Noviembre de 1874 y casada el 21 de Septiembre de 1896, con Ricardo de Frías Pineyro (citado en el número 8.° de la letra f), del número 6.º del párrafo V de esta misma filiación). Con sucesión.
8.º Enrique de Frías Cabiráu, bautizado el 13 de Agosto de 1878, que casó el 28 de Septiembre de 1917, con doña Nelly Pasman Livington y cuyos hijos fueron: Horacia Enrique, Nelly Isabel, José Luis, Guillermo Arturo y Carlos Miles de Frías Pasman, y
9.º Delfína de Frías Cabiráu, bautizada el 15 de Septiembre de 1880.
d) María Catalina de Frías García, gemela de su hermano Pedro Tomás, bautizada el 4 de Octubre de 1834, que casó el 3 de Junio 1860 con Hortensio Méndez Caldeyra y Berdia.
e) Pastor Mariano de Frías García, bautizado el 31 de Diciembre de 1836.
f) Justa Juana de Frías García, bautizada el 16 de Julio de 1838, que murió niña.
g) Manuela de Frías García, bautizada el 14 de Abril de 1840 y casada el 31 de Diciembre de 1860 con Francisco Lino Balbín del Caño. Con sucesión.
h) Domingo de Frías García, bautizado en Montevideo el 3 de Febrero de 1843 y casado en Buenos Aires el 24 de Marzo de 1870 con doña Etnia Molina Pinto. Falleció en Buenos Aires, el 28 de Agosto de 1903, dejando estos hijos:
1 ° Emilia de Frías Molina, bautizada el 30 de Abril de 1871, que casó el 25 de Abril de 1891, con Guillermo Arning Lawson.
2.º Raul Mariano de Frías Molina, bautizado el 26 de Julio de 1873, fallecido soltero.
3.º Franklin Nemesio de Frías Molina, bautizado el 20 de Febrero de 1875 y fallecido soltero, y
4.º Jorge Hipólito de Frías Molina, bautizado el 30 de Enero de 1879, Abogado, Presidente de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional y Presidente de la Sociedad Protectora de Encausados. Casó el 3 de Marzo de 1904, con doña Matilde Ayerza Martínez (hija de José Toríbio Ayerza Zabala y de doña Matilde Martínez Saenz), y procrearon estos hijos: Jorge Domingo, María Matilde, Josefina Emilia, Emilia Josefina, Domingo Jorge, Raul Domingo, María Teresa, Luis, Félix y Susana de Frías Ayerza.
i) María Justa de Frías García, bautizada el 9 de Octubre de 1844 y casada en 30 de Junio de 1866, con su primo Pedro Fragueiro Frías (hijo de Antonio Fragueiro del Corro y de doña Josefa Isabel de Frías Avila, tía carnal de su nuera, que volveremos a citar después).
j) Isabel de Frías García, bautizada el 19 de Diciembre de 1848, que casó el 4 de Agosto de 1865, con Ramón Muñiz Bastarte, y
k) Pastor Fernando de Frías García, bautizado en San Francisco de Pelotas, en el Brasil, el 30 de Mayo de 1850 y casado en Buenos Aires el 23 de Octubre de 1876, con doña Ana Bochs Mármol. Falleció el 27 de Agosto de 1906, dejando estos hijos:
1.º Ventura Pastor de Frías Bochs, bautizado el 17 de Julio de 1877 y casado en 6 de Junio de 1899 con doña Isabel Desviat Catoni. Con una hija llamada Elsa Dolores.
2.º Ana María de Frías Bochs, fallecida en la infancia.
3.° Félix de Frías Bochs, muerto también niño.
4.° Mario Baldomero de Frías Bochs, bautizado el 3 de Abril de 1881 y casado con doña Juana Ugarte, en la que procreó a Mario Javier de Frías Ugarte.
5.° María Ester de Frías Bochs, fallecida niña.
6.° Alicia de Frías Bochs, casada el 30 de Octubre de 1912 con Carlos Marcó del Pont Villate.
7.º Judit de Frías Bochs, y
8.° Oscar de Frías Bochs, bautizado el 2 de Noviembre de 1884 y casado el 5 de Diciembre de 1917 con doña Constanza Escriña Bunge. Con sucesión.
3.° Josefa Isabel de Frías Avila, bautizada el 22 de Julio de 1813, y casada el 14 de Junio de 1828, con Antonio Fragueiro del Corro (hijo de Benito Antonio Fragueiro y de doña Agustina del Corro y Cabanillas). Fueron padres de
a) Pedro Fragueiro de Frías, esposo de su prima hermana María justa de Frías García, citada antes.
4.° Manuel de Frías Avila, bautizado el 25 de Octubre de 1826 y casado en Montevideo con doña Matilde Nin Reyes (hija de Federico Nin y de doña Benita Reyes). De esa unión nacieron:
a) Manuel de Frías Nin, bautizado en Montevideo, que falleció soltero, y
b) Matilde de Frías Nin, natural de Montevideo, donde casó con su primo Alberto Nin. Con sucesión en Montevideo y Buenos Aires.
5.º Emiliano Domingo de Frías y Avila, bautizado el 22 de Julio de 1818 y casado en Río Grande (Brasil), el 15 de Abril de 1851, con doña Leopoldina Nin Reyes, hermana de la anterior. Falleció en Buenos Aires el 4 de Julio de 1892, dejando estos hijos:
a) María de Frías Nin, natural de Montevideo, donde casó con su primo Emiliano de Frías Daíz, con sucesión que daremos más adelante.
b) Ernesto Pedro de Frías Nin, bautizado en Montevideo el 7 de Agosto de 1855, que fué Ministro de la República Oriental de Buenos Aires, en Madrid, y casó en Montevideo el 21 de Abril de 1880 con doña María Illa Castro. Falleció el 17 de Marzo de 1918, en la ciudad de Buenos Aires, dejando la siguiente sucesión:
1.º Ernesto Eulogio de Frías lila, bautizado en Montevideo el 3 de Marzo de 1881.
2.º Julio Francisco de Frías Illa, bautizado en Montevideo el 4 de Octubre de 1882.
3.º María Elena de Frías Illa, bautizada en Montevideo el 21 de Diciembre de 1883.
4.º Isabel Bernabela de Frías Illa, bautizada en Montevideo el 11 de Junio de 1885, y fallecida en Buenos Aires el 22 de Agosto de 1913. Había casado en la misma ciudad, el 18 de Mayo de 1907, con Florencio Nocetti Cadelago, originario de Génova, y
5.º Raul Eugenio de Frías Lila, bautizado en Montevideo el 13 de Noviembre de 1886,
c) Luisa Petrona de Frías Nin, bautizada el 7 de Diciembre de 1860 y fallecida en Buecos Aires, soltera.
d) Emiliano Fermín de Frías Nin, bautizado en Montevideo el 13 de Diciembre de 1861 y casado el 10 de Abril de 1887, con doña Elvira Bustamante Nebel (hija de Eduardo Bustamante y de doña Petrona Nebel). De ese enlace nacieron:
1.º Emiliano de Frías Bustamante, y
2.º Eduardo de Frías Bustamante.
e) Eloísa Alcira de Frías Nin, bautizada el 22 de Julio de 1865 y casada el 17 de Septiembre de 1883, con Carlos Ortiz Eguía.
f) Alberto León de Frías Nin, bautizado en Montevideo el 9 de Mayo de 1867 y casado el 12 de Octubre de 1889 con doña Elena Bunge Chas, a la que hizo madre de
1.º Luis Alberto de Frías Bunge, bautizado el 12 de Septiembre de 1901.
2.º Leopoldina de Frías Bunge.
3.° Susana de Frías Bunge, y
4.º Eugenio de Frías Bunge, bautizado el 3 de Agosto de 1911.
g) Leopoldo de Frías Nin, bautizado en Montevideo el 30 de Julio de 1869.
h) Elena Eugenia de Frías Nin, bautizada en Montevideo el 3 de Febrero de 1871 y  casada en Buenos Aires el 19 de Junio de 1889, con Benjamín Lynch Ortiz, e
i) Antonio de Frías Nin, bautizado el 13 de Agosto de 1872, Presbítero en 1898.
6.° Cesárea de Frías Avila, bautizada el 22 de Febrero de 1822, que casó dos veces: la primera, el 28 de Octubre de 1839, con Juan Ougham Douglas, y la segunda, con Francisco Fernández Blanco. Con sucesión.
7.º Justiniano de Frías Avila, bautizado el 4 de Febrero de 1825, que fallecido soltero, y
8.º Angela de Rrías Avila, bautizada el 15 de Mayo de 1829 y casada con Eladio Guezalaga. Con hijos.
VII. José Aparicio de Frías Avila, bautizado el 24 de Noviembre de 1807, casó en Montevideo con doña Guillermina Díaz, en la que procreó a
1.° Sebastián Aparicio de Frías Díaz, bautizado el 15 de Septiembre de 1837.
2.º José Javier de Frías Díaz, bautizado el 25 de Febrero de 1839.
3.º Josefa de Frías Díaz, bautizada el 2 de Febrero de 1841.
4.° Emiliano de Frías Díaz, que sigue, y
5.° Rodolfo de Frías Díaz, bautizado en Montevideo y casado en Buenos Aires el & de Julio de 1882, con doña María Antonia Rodríguez Anaya (hija de Gil Rodríguez y de doña Matutina Anaya). Falleció el 4 de Diciembre de 1904, dejando los siguientes hijos:
a) Rodolfo de Frías Rodríguez, que murió soltero, y
b) Hugo de Frías Rodríguez, casado con doña Angélica André, en la que procreó a: Gustavo de Frías André, bautizado el 15 de Mayo de 1922.
VIII. Emiliano de Frías Díaz, casó en Montevideo con su prima doña María de Frías Nin (citada en la letra a) del número 5.° del párrafo VI), y fueron padres de
1.º Enrique de Frías y Frías, que sigue.
2.° Emiliano de Frías y Frías.
3.° María Julia de Frías y Frías, que casó el 11 de Junio de 1904 con Leopoldo Bunge Chas (hijo de Ernesto Federico Bunge Peña, Arquitecto, y de doña Catalina s Salas).
4.º Roberto de Frías y Frías.
5.° Matilde de Frías y Frías, casada el 10 de Mayo de 1906 con Eugenio Kenny Gaham, y
6.° Eloísa de Frías y Frías.
IX. Enrique de Frías y Frías fué bautizado en Montevideo en 1878 y contrajo matrimonio en Buenos Aires el 28 de Agosto de 1905 con doña María Posse Domínguez Almeyra (hija de Daniel Posse y de su primera esposa doña Carmen Domínguez Almeyra), naciendo de esa unión
1.º María Adela de Frías Posse, bautizada el 6 de Agosto de 1906.
2.° Marta de Frías y Posse, bautizada el 10 de Octubre de 1907.
3.º Enrique Daniel de Frías Posse, bautizado el 3 de Abril de 1909, y
4.° Luis Guillermo de Frías Posse, bautizado el 10 de Febrero de 1911.
 
Otra línea de la Argentina y Chile
 
De otra línea de Frías, dimanada también de la línea y casa de la ciudad de Haro y establecida en la Argentina y Chile, fue progenitor
I. Miguel de Frías, que casó con doña María López de Rodrigo, ambos naturales y vecinos de Haro, y padres de
II. Domingo José de Frías y López Rodrigo, bautizado en Haro, donde casó con doña Catalina de Quejana, también natural de Haro (hija de Juan de Quejana, Señor del mayorazgo de su apellido, y de doña Mariana de Las Heras, y nieta de Diego de Quejana y de doña Catalina de Yanguas, fundadora del mayorazgo). Tuvieron por hijo a
III. Manuel Tomás de Frías y Quejana, bautizado en Haro, Señor del mayorazgo fundado por su bisabuela doña Catalina de Yanguas. Pasó a Indias y se avecindó en Salta de Tucumán (República Argentina), donde fué Maestre de Campo, Alcalde, Teniente de Oficial Real, Pagador de los fuertes de su frontera, etcétera. Contrajo matrimonio en Salta, con doña Rosa Valeriana de Escobar Castellanos (hija de José de Escobar Castellanos, Alcalde de Salta y Familiar del Santo Oficio, y de doña Isabel Moreno Maldonado, descendientes de conquistadores del Tucumán). Falleció Manuel Tomás de Frías y Quejan en la ciudad de Salta, dejando larga descendencia en dicha provincia y en Chile.
 
En Cuba
 
Don Francisco de Frías Jacott, Regidor y Alcalde quinto de la Habana, obtuvo carta de sucesión en el Condado de Pazzos Dulces en 1846, reinando doña Isabel II. Fué hombre de ciencia, gran economista y uno de los escritores más profundos y correctos de América y de los más preeminentes de Cuba. También fué gran campeón de las redomas políticas del país. Casó con doña Evelina Faurés y Pigeot y falleció en Mentón, cerca de Niza, el 24 de Octubre de 1877, bajo testamento otorgado en París el 24 de Julio de 1877 ante Teodoro Ponte de la Hoz, Cónsul de S. M. Católica y encargado en comisión del Viceconsulado de España en dicha capital.
 
 
_________________

Francisco Piferrer en el 'Nobiliario de los reinos y señoríos de España'  describe el apellido de la siguiente manera: 

pg [273] 
 La casa de Frías, oriunda de la villa de Frías, en las montañas de Burgos, tiene por armas: Escudo de plata y banda de gules; sobrepuesto un castillo de azur, sobrepuestos delante de la puerta un madroño frutado y un lebrel de plata atado al tronco; bordura de este metal y ocho aspas de gules.
 
En el 'Repertorio de blasones de la comunidad hispánica'  Vicente Cadenas dice lo siguiente:
 
[pág. 68]
Frías.- Partido. 1.º: En oro, un madroño de sinople frutado de gules y un perro de su color, atado al tronco, y brochante sobre el todo, una banda de gules, y 2.º: En azur, una torre de plata. Bordura de plata, con ocho aspas de gules.
    En oro, tres bandas de azur.
    En plata, tres fajas de sable.
    En gules, seis roeles, de oro.